La Resistencia del Territorio

Resistencia al frío, al calor, al viento, a la falta de agua, a las cercas, a los depredadores y especuladores que destruyen pueblos, ciudades y vastos territorios; poniendo en tensión y en riesgo, las costumbres y tradiciones, las vidas de las comunidades que los habitan. Desde la puerta norte, imaginario multicultural desierto y lleno de sentido, a su vez. A través de los verdes y fértiles valles y campos del centro. Por los frondosos bosques del sur y sus bellos ríos y lagos. Navegando los fiordos patagónicos, recorriendo su pampa, hielos eternos e infinitos paisajes. Entre las costas del Pacífico y la vida en lejanas islas, las altas cumbres andinas. Con las aves que honran al cielo con su vuelo, recorriendo largos caminos; la flora y fauna que resisten a la acción humana desmedida. Desde espacios donde “el hombre es el lobo del hombre”, y la humanidad reposa en sus aposentos, el mensaje de Resistencia de los Territorios va avanzando y encontrando nuevas alianzas; todo para consolidar una red solidaria de gentes del mundo que, sobre los cimientos de nuestros antepasados y bajo la presencia eterna del universo, se compromete a habitar desde el buen vivir.

Habitamos el Desierto de Atacama , tierra ignota, marcado por la escasez producto de las condiciones externas que determinaron su condición de “des-poblado”; y que en su vastedad provoca la emergencia de lo sublime, genera una cultura de resistencia frente a la dominación foránea. Creemos que la identidad se consolida por medio de las singularidades de cada contexto. La crítica regional se conecta intrínsecamente con la firmeza, y el lugar y la forma juegan un rol preponderante frente a la implacable modernización global.

Síguenos